Logo ANLA Logo Gobierno de Colombia

ANLA socializó con generadoras de energía Plan de Gestión del Riesgo

Andeg, que reúne a empresas de servicios públicos domiciliarios de régimen privado y público, las cuales generan el 23.5% del total nacional de energía eléctrica, hace parte de los sectores en los cuales la ANLA trabaja en temas relacionados con la gestión del conocimiento.

Durante el taller, se analizaron aspectos como la normatividad existente, los procesos para el conocimiento y reducción del riesgo, el manejo de desastres y la adopción del formato para el reporte de contingencias.

“Es muy importante tener en cuenta cada uno de los procedimientos, las competencias y las responsabilidades que incorpora el Plan de Gestión de Riesgos”, afirmó Silvia Catalina Figueredo Lara, profesional de la ANLA, quien intervino en una de las jornadas.

Hay recordar que desde el decreto 321 de 1999, pasando por el artículo 35 del decreto 3930 de 2010 y el decreto 2041 de 2014, es exigible por parte de las autoridades ambientales que todas las empresas cuenten con un Plan de Contingencia.

El fin es contar con un plan de respuesta frente a eventos amenazantes del entorno donde se desarrollan los diferentes proyectos, incluyendo (a partir del del decreto 50 de 2018) aquellos que no requieren licenciamiento ambiental.

“Es importante continuar profundizando en estos temas porque son de vital importancia no solo para el sector sino para el país”, afirmó Catalina Rubio, asesora ambiental de Andeg, al término del taller.

Análisis del riesgo

Durante la reunión se recordó que a partir de la vigencia de la Ley 1523 del 24 de abril de 2012, el Congreso de la República determinó que los Planes de Contingencia deben contar con análisis de riesgo específicos enfocados a las actividades propias a desarrollar por parte de las entidades públicas o privadas.

Igualmente, se abordó el tema relacionado con la generación de la guía de los PGR, que contempla tres componentes esenciales enfocados en la caracterización de los posibles escenarios de riesgo, medidas para reducir su materialización y los procedimientos de respuesta y articulación frente a las emergencias.

Estos son:

1. Conocimiento del riesgo. Contempla: en análisis y evaluación del riesgo, la comunicación del riesgo y monitoreo del riesgo.

2. Reducción del riesgo. Contempla: intervención prospectiva del riesgo, intervención correctiva del riesgo y protección financiera.

3. Manejo de desastres. Contempla: preparación para la respuesta (ejecución para la respuesta) y preparación para la recuperación (ejecución para la recuperación).

Según se especificó durante el desarrollo del taller, la responsabilidad de la implementación del PGR recae estrictamente sobre el representante legal de la entidad o sociedad, sea del caso, y el mismo debe hacer parte integral de los sistemas de gestión de la compañía (independientemente de lo que llegase a requerir por la autoridad ambiental competente).

Para tener pleno conocimiento del riesgo se debe hacer una valoración de los escenarios, siguiendo los siguientes pasos:

-Identificación de los peligros (causas de falla y frecuencia y probabilidad de frecuencia de los eventos).

-Estimación del área de afectación.

-Identificación de elementos vulnerables.

-Análisis y evaluación del riesgo (riesgo ambiental, riesgo socioeconómico, riesgo individual, riesgo social y criterios de aceptabilidad del riesgo).

A los asistentes también se les hicieron precisiones sobre la resolución 1767 de 2016 que adoptó el formato único para el reporte de contingencias, que se debe realizar a través de la Ventanilla Integral de Trámites Ambientales (VITAL).

Para tener en cuenta
Es importante tener muy claro los términos que se utilizan en el caso de contingencias.

 Amenaza. Condición física, química o natural con el potencial de causar consecuencias no deseables o daños serios sobre la población, la propiedad o el ambiente en general.

 Contingencia ambiental. Situación de riesgo derivado de actividades humanas o fenómenos naturales, que pueden poner en peligro la integridad de uno o varios ecosistemas. Puede haber diferentes niveles, desde un aviso preliminar, hasta el que requiere de acciones de emergencias.

 Emergencia. Escenario o situación de afectación a una comunidad, sus bienes, medios de vida, servicios y su entorno, causado por un evento peligroso de origen natural y antrópico, que puede ser resuelto por los recursos locales.

 Reducción del Riesgo de Desastres. Acción orientada a la prevención de nuevos riesgos de desastres y a la reducción de los existentes, a la gestión del riego residual, todo lo que contribuye a fortalecer la resiliencia y, por consiguiente, al logro del desarrollo sostenible.

 Riesgo. Posibilidad de sufrir pérdidas o daño en las personas, los bienes y el ambiente, expresada en función de la frecuencia de ocurrencia de un evento amenazante y su probabilidad de consecuencias sobre los elementos vulnerables.

 Vulnerabilidad. Elementos físicos, bióticos y sociales que pueden ser afectados por la materialización de un evento amenazante. La vulnerabilidad se expresa en términos de porcentaje de afectación desde “no daño” (0% de afectación) hasta “pérdida total” (100% de afectación).

Logo ANLA Search Modal